ROMÁN, UNA VIDA TRAS LA BARRA - Soho Cocktail Bar
16713
post-template-default,single,single-post,postid-16713,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_popup_menu_text_scaledown,footer_responsive_adv,hide_top_bar_on_mobile_header,qode-theme-ver-10.0,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12,vc_responsive

ROMÁN, UNA VIDA TRAS LA BARRA

Pertenecemos a un gremio en el cual el 90% de las personas que trabaja en el mismo llevan menos de cinco años. Cada día adolecemos más de la falta de profesionalidad, de continuidad.

 

Me canso y hasta me enfado de oír decir que para camarero vale cualquiera o de que esta profesión sea considerada como un trabajo de verano, de temporada, etc. España es un país de servicios y líder mundial del sector turístico, por ello y cada día más necesitamos profesionales del sector, gente con carisma, con vocación, auténticos profesionales. ´

 

Hoy quiero traer a este pequeño rincón a un profesional que ejemplariza todo lo anterior, se trata de ROMÁN.

román

Nacido en Palencia, aprendió el oficio de camarero entre su ciudad natal y Santander para posteriormente afincarse en Miranda de Ebro donde lleva toda una vida entregada detrás de la barra a su profesión de camarero. Sus orígenes se remiten al Castellano cuando era sala de fiestas donde además se daban bodas, bautizos, etc. Allí se trabajaba de todo, a cualquier hora y con una gran cantidad de trabajo. Eran tiempos de bonanza en Miranda y por ello de mucho trabajo diariamente.

 

Yo personalmente no lo he conocido pero mis padres me comentan que se conocieron allí, en uno de esos míticos bailes vermut que había todos los domingos y festivos. Eran otros tiempos…

 

Volvamos con Román que, tras su paso por el Castellano, decide que ha llegado el momento de caminar solo y así lo hace al frente de la Cafetería Roma (situada en calle Estación) donde a día de hoy permanece siendo uno de los locales de referencia en Miranda, inmejorable la preparación y el trato que da a todos sus líquidos, su esmero diario, su amabilidad y trato al cliente, vamos ¡un mítico!

 

¿Y qué es lo que me pido en el “Roma”? Pues casi diría que cualquier cosa, Román te lo va hacer todo bien, todo rico. Famosos sus cafés irlandeses, o sus romanitos pero eso te toca descubrirlo, si no lo conoces, a ti personalmente. Sin lugar a dudas, un ejemplo para todos. Lleva más de 50 años detrás de una barra, con su saber hacer y su talante. Un barman, un camarero de los de antes y de los cuales por desgracia cada vez quedan menos.

Larga vida a Román y su cafetería “Roma”.